"Si toda la gente de internet que tiene la palabra ‘revolución’ en su biografia saliera a plasmar sus palabras en conductas contestatarias y acciones contra la esclavitud, la guerra social estaría en su apogeo. Pero aquí estamos. Los mismos de siempre, protestando por injusticia y capitalismo, comiendo una hamburguesa del Mc’Mierda, y tomando una deliciosa cocacola light. Somos los grandes revolucionarios virtuales. En la vida real no somos más que otro adorno de la protesta, que se sienta frente a una pantalla, a rascarnos la panza y que pasivamente se conforma con rebloguear."

"Soy un ser humano de sexo femenino, aspecto mexicanamente ordinario, con cierta inclinación poco saludable a la fantasía y sueños violentos."